enero 15, 2015

Como pintarse los labios en seis pasos

Un poco de color en los labios basta para dar vida al rostro. Por eso, hasta las mujeres que no se maquillan usan lápiz de labios. A continuación, te daremos paso a paso cómo se debe realizar correctamente.

Eliminar el contorno:

Antes de delinear, resulta aconsejable aplicar a los labios un poco de corrector. Esto se hace para unificar la tez del rostro con el color de la boca.Para conseguirlo, se puede extender base de maquillaje color beige sobre los labios, Si se desea dar una mayor fijación al relleno, pueden agregarse encima unos toques de polvos compactos. El resultado final será una base que, como habrá borrado el dibujo del contorno natural de los labios, nos permitirá establecer más fácilmente el nuevo perfil y realizar las correcciones apropiadas.

Delinear los labios

El dibujo que define el contorno de los labios exige precisión y habilidad. Si se hace correctamente, se conseguirá un acabado de maquillaje más limpio, contrastado y definido. Para que el pulso no tiemble y el trazo sea más seguro, resultará conveniente apoyar el codo en una mesa o similar. El perfil se traza con un lápiz de punta fina, por lo que antes de empezar, será necesario comprobar que el lápiz esta afilado. Por norma, se intentará que el color del lápiz sea lo más parecido posible al del labial, aunque también se puede aplicar un tono ligeramente más oscuro al contorno en el caso de que quiera dar volumen.

Rellenar

Aunque el lápiz de labios puede aplicarse directamente sobre la boca, el resultado será más profesional si se emplea un pincel. Para evitarse salirse del contorno, lo mejor es aplicar el color desde el centro del labio y mover el pincel, siguiendo la línea marcada por el lápiz, hasta la comisura. Luego, se complementará el coloreado repitiendo el proceso hasta la comisura opuesta. El interior del labio se rellenará dando dos capas.

Fijar el color:

Lograr que el lápiz de labios quede fijado resulta muy importante. Actualmente, existen labiales con fórmulas que aseguran la fijación hasta 8 horas, pero no son la única solución. Para conseguir un mejor fijación bastará con presionar ligeramente sobre la boca con una toallita de papel. No presione muy fuerte para evitar que la pintura se corra o se elimine en exceso. Para impedir que el producto manche los dientes, se deberá quitar con el dedo el exceso de color que pudiera haber quedado en la parte interna de los labios y después, aplicar una nueva capa de color.

Realzar con brillo

Para acabar, nunca estará de más aplicar un poco de lip gloss (brillo) sobre la boca, especialmente en el centro del labio inferior. Esta es la mejor forma de realzar el color que se aplicó. Gracias al brillo transparente, se crean efectos de luz y de volumen muy atractivos. Otra opción es aplicar un brillo que añada color y, por tanto, que potencie la fuerza de los labios.

Lucir

Cuando se termina el proceso, el resultado serán unos labios mucho más definidos y con una mayor riqueza de color. Si se quiere, además, se puede dar una capa de fijador. No obstante, para mantener el maquillaje a lo largo de todo el día, bastará con llevar el brillo transparente en la cartera. Cada retoque que se haga despertará el color dormido de los labios.

Belleza